Tradición e innovación para liderar el mercado

Angelo Po, empresa con más de 90 años de historia, es líder de mercado en el diseño y la fabricación de instalaciones completas para la restauración profesional en todo el mundo. Desde las líneas de cocción horizontales y verticales hasta los sistemas de conservación de alimentos, la empresa asegura soluciones de calidad superior y se adelanta a las tendencias más innovadoras para ayudar a los chefs a obtener la máxima excelencia en la cocina. Angelo Po forma parte de Marmon Food, Beverage & Water Technologies, sociedad del holding estadounidense Berkshire Hathaway Inc   y opera a escala global a través de oficinas en el extranjero y una extensa red comercial.

 

 

  • 1922
  • Fundación

    1922

    Carpi, 1922, Angelo Po, uno de los mejores herreros de la ciudad, abre su primer taller artesanal.
    Es joven, pero le mueve la gran pasión que siente por su trabajo, la tenacidad y la confianza que tiene en sus capacidades.

  • La Carpigiana

    1927

    Con férrea determinación, voluntad y confianza en sus propias capacidades, el joven Angelo Po desarrolla una estufa de esmalte, “la Carpigiana”, a la que sigue poco después “la Americana”, con una estética elegante, refinada y con un corte innovador.

  • 1935
  • Los años 30

    1935

    La fábrica de Angelo Po se traslada y comienza la producción del “barilotto”, una estufa de aserrín con la que se calentaron muchos de los hogares de Carpi durante los fríos inviernos de aquellos difíciles años.

  • 1940
  • Forma y función: el nacimiento de la industria

    1940-1950

    La guerra cambia la filosofía de la producción. Además, en Italia, se consolida el racionalismo, que da prioridad a la funcionalidad en detrimento de la estética, para satisfacer las necesidades emergentes de la modernidad y el progreso. Angelo Po convierte la empresa artesanal en industria y, gracias a la introducción del gas, las cocinas económicas dan paso a las primeras grandes cocinas profesionales para colectivos organizados, como comedores, cuarteles y hospitales. También inicia la producción de calderas y radiadores domésticos.

  • 1960
  • Nuevos mercados

    1960-1970

    En Angelo Po, se investiga en el campo de la tecnología y el diseño para ofrecer constantemente las últimas innovaciones. Bajo la dirección de Alberto y Alfio, (los hijos de Angelo sucedieron a su padre), se crean las primeras cocinas profesionales modulares. Son versátiles, porque se adaptan a cualquier exigencia específica, y eficientes, porque ofrecen una tecnología avanzada, práctica, funcional y son fáciles de limpiar. Además, se expande el negocio: las cocinas de campaña suponen el inicio de la exportación al mercado de Oriente Medio.

  • 1980
  • El nacimiento del “high-tech”

    1980-1990

    Angelo Po comienza una etapa de efervescencia creativa: nacen los nuevos hornos de convección, aumenta el volumen de productos en el catálogo y se abren las puertas del mercado europeo. Los nietos del fundador, Amerigo, Rossella y Alessandro, toman las riendas de la compañía. La empresa crece y se consolida la credibilidad y la fuerza de la marca. Además, se completa la oferta con una nueva gama de productos: los dedicados al frío. En Ascoli Piceno nace SAGI, que se dedica a la producción de frigoríficos.

  • 2000
  • El desafío global, una marca internacional

    2000-2010

    Angelo Po se convierte en una marca de importancia internacional. El volumen de productos exportados crece hasta superar el 50% del total. Con la adquisición de Enofrigo y Rational Production, nace el Grupo Angelo Po, que asume y refuerza el papel de multiespecialista en el mercado de la restauración profesional a nivel mundial.

  • Hoy

    2014

    Angelo Po se enfrenta al reto que supone el mercado mundial de sistemas integrados para la restauración profesional. El éxito internacional, el sólido desarrollo comercial y la automatización de los procesos de producción se funden con la experiencia y las habilidades artesanales que dieron origen a la empresa. Esta unión entre la inteligencia del hombre y las ventajas de la automatización, garantiza la excelencia de unos equipos de cocina ergonómicos, eficaces y eficientes.

 

Login